Thursday, Oct. 19, 2017

“En vez de brindarme una mano, me etiquetaron como loco”

Por: Prensa-Asamblea Nacional

|

Octubre 6, 2017

|

Publicado en:

A don Guillermo le preocupa lo deshumanizante que llegan a ser las personas cuando “alguien repentinamente pierde las facultades mentales y no hay comprensión, lo más fácil es etiquetarlo de loco. Ese es mi caso”.

Contador Comercial de profesión, pero inició su trabajo como estibador en una reconocida industria de Granada; su desempeño y responsabilidad lo llevó a ascender de puesto hasta convertirse en el administrador del Comisariato de la empresa.

Don Guillermo Antonio García Olivares cuenta que laboró por 10 años, hasta que sus nervios lo apresaron y perdió sus capacidades. “Tenía 27 años cuando me trastorné y se profundizaron mis problemas con la guerra, además mis padres y mis hermanos emigraron a Estados Unidos y solo quedó uno de mis hermanos aquí. Me sentí solo”, recuerda.

Cuenta que sufrió un accidente de tránsito cuando tenía 14 años que le hizo perder el conocimiento, pero tiempo después se estabilizó. “Mis trastornos también se debía al exceso de trabajo, me estresaba y me deprimía, me tenían que internar por problemas psiquiátricos”, expresó.

Don Guillermo dijo sufrir de paranoia con delirio de persecución y esquizofrenia, situación que lo lleva a recluirse en su casa, “porque la gente me discrimina y me dicen que soy loco”.

“No soy loco, no soy un animal, soy una persona que lucha todos los días por mantenerse estabilizado. Lo único que quiero es que la gente me respete y a pesar de mi discapacidad, quiero ser tomado en cuenta como el ser humano que soy”, manifestó don Guillermo.

En la Asociación de Pacientes y Familiares de Salud Mental de Granada, ASMEG, don Guillermo ha encontrado una mano amiga. “Me han ayudado y agradezco al profesor Francisco Chavarría, presidente de la organización, que siempre está pendiente de mí para que no caiga en la descompensación”.

Para la psicóloga Eudilia Molina, las personas como don Guillermo necesitan de amor y comprensión, que son los mejores antídotos para sus problemas de discapacidad psicosocial. Agregó que en el mundo existe mucho individualismo, cuyo egoísmo lleva a la sociedad a deshumanizarse y lo podemos ver en estos casos en el que se estimagtiza a las personas con discapacidad psicosocial, como locas o desequilibradas mental.

De igual manera don Francisco Chavarría, presidente de ASMEG, consideró que la mejor inyección que reciben las personas con discapacidad psicosocial es una sonrisa y si es posible un abrazo, terapias que son necesarias para ayudarlas a mantenerse compensadas.

Por María Elena Palacios.

Compartir artículo

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Correo Oficial

 

simboloan

 

Asamblea Nacional de Nicaragua

Complejo Legislativo Carlos Nuñez

Avenida Peatonal General Augusto C. Sandino

Apartado Postal: 4659

PBX: (505) 22768430 - 60

Managua, Nicaragua

2017

------

Portal en Permanente Actualización