Monday, Dec. 11, 2017

“Perder la vista no es el final, es el inicio de un nuevo estilo de vida”

Por: Prensa-Asamblea Nacional

|

Octubre 16, 2017

|

Publicado en:

Es la frase que recuerda doña Eloísa Isabel Cerda Pérez la convenció de aceptar su ceguera total. Ella perdió la vista siendo adulta y aunque no lo aceptaba, decidió buscar a la Asociación de Personas Ciegas de Nicaragua Maricela Toledo, en donde, según afirma, le tendieron la mano en el momento más difícil de su vida.

“Cuando uno viene por primera vez, venimos derrotados, sentimos que todo se terminó, porque no es lo mismo perder la vista que nacer ciego.  Pero aquí logramos cambiar ese sentimiento y nos volvemos a sentir útil para la sociedad”, expresa doña Eloísa, que recién ha sido nombrada coordinadora de la Secretaría de las Personas de la Tercera Edad de la organización.

Para ella ha sido muy importante la actitud de las personas que nacieron con ceguera “son más valientes que nosotros, tienen más optimismo, nos inyectan su confianza, su seguridad, sentimos con qué alegría se expresan, mientras nosotros muchas veces añoramos el pasado cuando mirábamos, porque adaptarse es un proceso, no es de la noche a la mañana”.

Dentro de los programas que desarrolla la organización Maricela Toledo, incluye terapias psicológicas grupales e individuales, según doña Eloísa, “necesarias especialmente para las personas adultas que perdimos la vista y que no lo aceptamos, entonces tenemos que aprender a aceptar para poderse ubicar en un nuevo contexto de vida”.

Agregó que el Gobierno de Nicaragua a través del programas Todos con Vos han recibido apoyo y que se están llevando a cabo planes en coordinación con el Seguro Social, en el caso de los jubilados, para la entrega oportuna y efectiva de los medicamentos antes y después de la operación. En el caso de los dispensarizados, que puedan obtener sus medicinas oportunas y exámenes rutinarios.

“En las calles, necesitamos de la cortesía y la solidaridad”

Don Luis Emilio Gonzales Bermúdez, de 61 años y fundador de las organizaciones de personas ciegas, dijo que él es independiente y que aunque no cuenta con su vista logra realizar sus mandados.

No obstante, dice que en las calles se hace necesaria la solidaridad de los conductores y el resto de las personas. “A veces queremos cruzar las calles, pero los conductores no nos dejan pasar, o cuando subimos al bus nos preocupa porque el conductor a veces arranca rápido, otro problema es que dentro del bus vamos en riesgo de caernos porque no nos proporcionan el asiento”, expresó.

Añadió que otra situación que les afecta a las personas ciegas es que dentro del bus el conductor “lleva la música con alto volumen y eso nos descontrola para saber dónde está nuestra parada”.

Don Luis Emilio es uno de las personas con discapacidad visual que trabaja como masajista, técnica que aprendió mediante una beca.

Por María Elena Palacios.

Compartir artículo

Articulos Relacionados

Comentarios cerrados.

Deja un comentario

Correo Oficial

 

simboloan

 

Asamblea Nacional de Nicaragua

Complejo Legislativo Carlos Nuñez

Avenida Peatonal General Augusto C. Sandino

Apartado Postal: 4659

PBX: (505) 22768430 - 60

Managua, Nicaragua

2017

------

Portal en Permanente Actualización