Thursday, Nov. 23, 2017

Personas ciegas con espíritu emprendedor

Por: Prensa-Asamblea Nacional

|

Octubre 17, 2017

|

Publicado en:

No ven, pero sus manos son prodigiosas para elaborar finas bisuterías, tejidos de macramé, hamacas e incluso con las técnicas del masaje son el alivio para las personas que padecen de dolores musculares. Son mujeres y hombres decididos a potenciar sus habilidades y aptitudes para incluirse a la vida laboral, pese a su discapacidad visual.

“Aprendí con los cursos que el Gobierno del presidente Daniel Ortega y la compañera vicepresidenta Rosario Murillo, brinda a través del INATEC (Instituto Nacional Tecnológico). Ahora mi familia y yo vivimos de eso y hemos logrado recibir grandes pedidos, muchos van para el exterior”, afirma doña Maritza Ortiz, de 58 años y originaria de Managua.

Ella nació con una lesión en la niña del ojo que le fue reduciendo lentamente la visión hasta quedar completamente ciega después de los 40. “Cuando iba a tener a mis hijos, le pedía a Dios que me dejara un remanente de mi vista para poder atenderlos y así fue. Ahora no reniego, le doy gracias a Dios, porque mi esposo y yo pudimos formar a nuestros dos hijos en sus carreras universitarias”, dijo.

Doña Maritza junto a su esposo don Francisco Gonzáles Díaz, conocido popularmente como “Chico Bulla”, son miembros de la Asociación de Personas Ciegas de Nicaragua “Marisela Toledo”, de donde reciben atención médica, capacitación y recreación.

Aprendió a escribir y leer con el sistema Braille, lo que le ha servido para atender a sus clientes que la buscan para los pedidos de artesanía. Ella elabora tejidos en macramé, todo tipo de bisutería, porta celulares en soutache o cola de ratón, entre otros. “Estoy recibiendo pedidos de canastas tejidas en plástico para las festividades de la Purísima. Este tiempo es el de mayor trabajo”, dijo.

Don Jorge Calero Medal, de 62 años, trabajaba en el campo y a los 28 años perdió la vista. Afirma que ahora vive en las Canoas, carretera a Boaco, donde se ha dedicado a elaborar hamacas y las lleva a vender a Pochomil, San Rafael del Sur y Masachapa.

Masajes a domicilio y clases de inglés, son los trabajos que realiza doña Aurora Ortíz, de 40 años, quien es madre de 4 adolescentes. Ella perdió la vista a la edad de 10 años, pero eso no le impidió a prepararse fuera del país donde aprendió su segundo idioma y computación. Los estudios de masajes los recibió aquí en Nicaragua.

Todos ellos han logrado ser independientes gracias a su espíritu emprendedor y su disposición de entrar a un mercado inclusivo, donde sus productos y servicios tienen demanda.

Por María Elena Palacios.

Compartir artículo

Articulos Relacionados

Comentarios cerrados.

Deja un comentario

Correo Oficial

 

simboloan

 

Asamblea Nacional de Nicaragua

Complejo Legislativo Carlos Nuñez

Avenida Peatonal General Augusto C. Sandino

Apartado Postal: 4659

PBX: (505) 22768430 - 60

Managua, Nicaragua

2017

------

Portal en Permanente Actualización