Thursday, Nov. 23, 2017

Ex guerrillera describe personalidad de Carlos Fonseca Amador I DE II PARTES

Por: Prensa-Asamblea Nacional

|

Noviembre 8, 2017

|

Publicado en:

Carlos Fonseca era una persona altamente positiva, fraterna, estudiosa, intelectual, un verdadero líder por la forma de organizar las tareas y por su particularidad de ser una persona agradable, popular, era un gran maestro. Así lo recuerda doña Olga Avilés, la guerrillera que trabajó al lado del fundador del Frente Sandinista de Liberación Nacional.

Ella lo conoció durante su trabajo revolucionario en la universidad a inicio de los 70. “Mi primer contacto fue con Tomás Borge quien me encomendó la tarea de acompañar a un compañero a realizar trabajos de contactos y de reclutamiento”.

Ese día llegó Ricardo Morales Avilés a traerla en un carro, al entrar vio a aquel hombre con ojos azules detrás de unas espesas gafas, ella se sorprendió, era Carlos Fonseca Amador, quien le dijo que iban a trabajar juntos y que a partir de ese momento ella se llamaría María para protegerla.

Así fue que Olga bajo el pseudónimo de María empezó a trabajar con el comandante Carlos Fonseca Amador. “Carlos fue bien respetuoso, bien atento, muy educado, en fin era una persona muy especial, comencé acompañándolo, pero luego me fue dando nuevas tareas”.

Olga, en ese entonces trabajaba como docente en el Colegio Ramírez Goyena y en una escuela en el barrio San Cristóbal, y en sus tiempos libres acompañaba a Carlos hasta que fue detectada y como bien ella dice pasó de la “legalidad a la ilegalidad”.

Ella salió hacia el extranjero a prepararse militarmente, luego de 9 meses regresó a Nicaragua por tierra, pero Carlos ya no estaba en Nicaragua, había salido hacia Costa Rica, donde cayó preso pero fue liberado por un comando y se fue a Cuba.

Olga entró por tierra desde Honduras y se reintegró al equipo de trabajo de Julio Buitrago, quien le dio la tarea de hacer una escuela político-militar en el país para entrenar a los muchachos. “Yo tenía a mi cargo una sobrina de 13 años a quien tuve que llevarme a la clandestinidad porque no tenía con quién dejarla, entonces Carlos se dio cuenta y me mandó a decir que no expusiera al peligro a la niña”.

“Él era muy fraterno y cuidaba de todos, era una especie de papá, quería protegernos, era muy especial. Cuando lo vuelvo a encontrar fue en Cuba donde nos recibió en el Aeropuerto luego de la acción del 27 de diciembre de 1974. Él nos recibió feliz. Preguntaba a cada uno sobre quiénes eran, porque él tenía la especialidad de querer conocer a todos así fueran obreros, campesinos, estudiantes, intelectuales”.

Olga era una de las tres mujeres que había participado en la Toma de la Casa de Chema Castillo aquel 27 de diciembre de 1974, cuando el comando guerrillero al mando del comandante Germán Pomares Ordoñez interrumpió la fiesta que tenían los somocistas para liberar a los presos políticos y luego salieron hacia Cuba.

“Carlos quería saber de los integrantes del comando sobre ¿cómo nos sentíamos, ¿qué habíamos experimentado? O sea, él estaba averiguando la cuestión humana de cada uno de nosotros y también la cuestión política porque él preguntaba si eran obreros o eran campesinos o eran estudiantes, o eran intelectuales él estaba haciendo su análisis social, político de cómo estaba la estructura del trabajo en Nicaragua del Frente”.

Según doña Olga, Carlos era muy analista, un hombre con muchas capacidades, un intelectual y a pesar de saber mucho siempre tenía esa característica del hombre popular nicaragüense.  Un día me dice: no he comido “peor es nada” (así le decía a la tortilla frita con huevos revueltos) ni he he comido baho, ¿cuándo vamos a hacer el baho? Entonces organizaron el baho y él pidió a los cubanos que buscaran trasera de cecina, pero ellos no conocían eso y el neció hasta que lo logró hicimos una perolada horrorosa, éramos como 40 los que comimos baho.

Continuará…

Por María Elena Palacios.

Compartir artículo

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Correo Oficial

 

simboloan

 

Asamblea Nacional de Nicaragua

Complejo Legislativo Carlos Nuñez

Avenida Peatonal General Augusto C. Sandino

Apartado Postal: 4659

PBX: (505) 22768430 - 60

Managua, Nicaragua

2017

------

Portal en Permanente Actualización