Friday, Dec. 19, 2014

  • nivo slider image nivo slider image nivo slider image

Antecedentes Históricos

El Digesto de Justiniano

La palabra Digesto deriva del latín digestum o digerere, que significa distribuir, ordenar, y pandectas en griego que significa contener todo junto. Es una obra jurídica publicada en el año 533 d.c. por el Emperador bizantino Justiniano I.

 

Justiniano I conocido como Justiniano “El Grande”, fue uno de los más notables gobernantes del Imperio Romano de Oriente, hombre de extraordinaria cultura, dedicó todos sus esfuerzos a conseguir la reconstrucción del antiguo Imperio Romano, quien supo rodearse de buenos asesores, entre los cuales destacaron Teodora, su esposa y principal consejera, una emperatriz inteligente, atractiva y tenaz, el general Belisario, reconocido estratega, y Triboniano, un prestigioso jurista.

 

La empresa más importante y duradera de Justiniano I fue, sin duda, la compilación y unificación de todas las leyes romanas en un solo código, el Corpus Iuris Civilis, recopilación que incluye diversos textos: el Codex Iustinianeus (529), el Digesto o Pandectae (533), las Institutiones (533), el Codex repetitae praelectionis (534) y las Novellae constitutiones.

 

Para la elaboración del Digesto, Justiniano I nombró una comisión de dieciséis miembros, dirigida por el célebre Jurista Triboniano, quien se encargó de ordenar, compilar y codificar con carácter oficial los precedentes jurisprudenciales que integraban el “Ius Civile y Ius Honorarium” pero que no estaban recogidos en leges.

 

En el “Corpus Juris Civilis”, está la mano, el cerebro y el corazón de Teodora, principal fuente de consejo del Emperador Justiniano, quien participaba tanto en las discusiones teológicas como en las decisiones más importantes del imperio.

 

Teodora, con veintisiete años, comienza y realiza una campaña persistente y eficaz para erradicar la prostitución. Dedicó bastante de su tiempo a luchar y defender los derechos y libertades de la mujer, debido a que en esa época las mujeres se encontraban totalmente desamparadas, desprotegidas y maltratadas. Su labor fue tan importante que HIZO QUE EL ESTADO DE LA MUJER EN EL IMPERIO BIZANTINO, FUESE EL MÁS ELEVADO del resto de las mujeres de Europa.

juristas

 

La directa intervención de Teodora hizo que los Juristas incluyeran en el “Corpus Juris Civilis”, los siguientes aspectos:

 

a) “La Familia” y “Propiedad Privada”.
b) Derogaron para siempre la Ley que impedía la Unión entre Artistas y Prostitutas con los hombres, fuesen, o no nobles que desearan libremente desposarlas.
c) Decretó la persecución al proxenetismo, que en esa época era protegido por la Ley.
d) Declaración de que la Prostitución es un agravio a la dignidad de la mujer.
e) Se logró el principio legal de que todos los hijos tienen los mismos derechos ante la herencia, hayan nacido legítimos o ilegítimos.
f) Apoyó y permitió el matrimonio de las prostitutas concediéndoles dotes, si éstas no tenían.
g) Castigaba duramente a los hombres que maltrataban y apaleaban a las mujeres y si esto era demostrable, los encarcelaba.
h) Publicó Leyes de Igualdad de la Mujer y con Teodora comenzó una era de igualdad entre hombres y mujeres.
i) Promulgó Leyes que permitía a las mujeres ser propietarias y recibir herencias.
j) Mejoró la Atención de la Salud en la mujer.
k) El Derecho de Divorcio en caso de adulterio.
l) Prohibió el castigo por adulterio.
m) Permitió el Aborto.
n) Prohibió la Prostitución Forzosa.
o) Aplicó penas duras a los violadores, incluyendo la pena de muerte.

 

El Emperador Justiniano dividió la obra del Digesto en siete partes, es una de las cuatro colecciones en las que se contiene el Derecho Romano Justinianeo, es una compilación de la jurisprudencia contenida en las obras de los principales jurisconsultos romanos, con predominio de textos procedentes de Paulo y Ulpiano, y es considerada como la recopilación jurídica más importante del mundo. Justiniano dio fuerza de ley al Digesto para todo el Imperio. Para darle un carácter unitario se procedió también a ordenar y eliminar las repeticiones y resolver los aspectos contradictorios de la ley existente e incluso variar el tenor literal de todos los documentos, si hacía falta para lograrlo. 

 

 La obra consta de 50 libros, distribuidos en títulos, estos en fragmentos y los fragmentos en parágrafos. Por evidencia del contenido, suelen distribuirse así los distintos libros del Digesto o Pandectas: I. Parte General, II. Derechos Reales, III. Obligaciones, IV. Derechos Personales, V. Derecho Sucesorio, VI. Derecho Procesal, VII. Obligaciones Especiales, VIII. Derecho Penal, y IX. Derecho Público. El Digesto constituye el monumento jurídico más grande de todos los tiempos y la base de las modernas legislaciones, sobre todo en el orden civil.  

 

El Digesto es una obra doctrinal y de jurisprudencia clásica con fines educativos, portadora de la tradición y la metodología de los juristas romanos, dicho cuerpo jurídico es una obra legislativa con valor de ley, en consecuencia es un ejemplo firme y digno de imitarse en el ordenamiento normativo que debe tener toda legislación moderna y en todos los países. Esta es una de las razones que tiene la Asamblea Nacional, para ejecutar y desarrollar esta Obra de Nación, a través de la Dirección del Digesto Jurídico Nicaragüense.

 

Historia Reciente

A mediados del siglo pasado, en algunos países, principalmente de Europa y Latinoamérica, se empezó a abordar el tema de la inflación o proliferación legislativa y la contaminación legislativa y sus posibles soluciones.

 

Como antecedente de importancia, tenemos el Digesto Jurídico Argentino, creado mediante Ley No. 24.967, publicada en el Boletín Oficial del 25 de junio de 1998, cuyo objetivo es: “fijar los principios y el procedimiento para contar con un régimen de consolidación de las leyes nacionales generales vigentes y su reglamentación”.

 

En el congreso Argentino, en julio del 2011, la Presidenta María Cristina Fernández de Kirchner presentó la Iniciativa de Ley de Aprobación del Digesto Jurídico Argentino, que contiene el conjunto ordenado y sistematizado de las normas nacionales generales vigentes, que Simplificó el universo normativo integrado por treinta y dos mil doscientos siete normas (32,207), comprendiendo leyes, decretos leyes, decretos de necesidad y urgencia y decretos de contenido legislativo, a tres mil ciento treinta y cuatro (3,134) normas.

 

La experiencia Argentina ha multiplicado sus efectos a nivel provincial, contando principalmente con los Digestos de las provincias de Buenos Aires, Córdoba, Río Negro, Chubut, Santa Fé, Tucuman, Salta, Santa Rosa y Misiones.

 

En Paraguay, en la Cámara del Senado del Poder Legislativo, se implementa un Digesto Legislativo.

 

Hemos visto en otros países acciones claras para lograr una correcta limpieza del ordenamiento jurídico, tales son los casos de Brasil, donde a partir de 1998 se creó un Grupo de Trabajo sobre Consolidación de las Leyes; en España, donde se aprueban las Leyes en textos consolidados directamente desde el pleno de las Cortes; en Colombia en 2006 se presentó una iniciativa de Ley denominada “Ley de Simplificación Normativa”; y en Perú en 1997 se creó una “Comisión de Simplificación Legislativa y Reglamento del Congreso” con el fin de estudiar toda la legislación, integrarla y reordenarla.

 

En Italia se maneja la cifra de 32,000 mil leyes; sabemos que cada país, cada cultura jurídica afronta el tema de la manera que mejor cree y los italianos le han dado el nombre de “Simplificación Legislativa”. En Italia se han aprobado dos leyes de simplificación legislativa, la primera fue la Ley No. 229 del 2003 y la segunda la Ley No. 246 del 2005.

 

En Nicaragua

En Nicaragua existen algunos antecedentes dirigidos al ordenamiento de nuestra legislación. En 1841, mediante Decreto Legislativo del 19 de enero (Lei 12), el Congreso manda al Poder Ejecutivo a conformar el “Código de la Legislación del Estado de Nicaragua”, el que debería contener toda la legislación del país desde la primera Constituyente hasta esa fecha, ordenado por Materias. 

 

En 1858 mediante Acuerdo Ejecutivo No. 284 del 13 de abril, el Gobierno facultó al eminente jurisconsulto, Doctor Don Jesús de la Rocha, para que reuniera las disposiciones legislativas de los Gobiernos de hecho que fungieron desde 1854 a 1857. 

 

En 1859 mediante Decreto Legislativo del 22 de febrero, se ordena al Gobierno nombrar dos Comisiones de trabajo, la primera que estaría a cargo de formar una colección de todas las leyes y decretos gubernativos, incluyendo los federales, y otra que se encargaría de extraer y compilar las disposiciones vigentes por materias, recolección que debía ser aprobada por el Legislativo y posteriormente impresa. 

 

En 1865 se restablece la Comisión creada en 1841, mediante Acuerdo del 4 de enero de 1865, en la que se designa a los Sres. don Gregorio Juárez y don Doroteo José Arriola para llevar a cabo dicha tarea. 

 

En 1871, se publica el Código de la Legislación de la República de Nicaragua, obra compuesta por un apartado de disposiciones “Preliminares” y Diez Libros. Cada libro a su vez está subdividido en Títulos por cada “ramo” de la administración pública, cada uno conteniendo las diferentes disposiciones legislativas agrupadas de forma cronológica y por materias. El periodo abarcado por la obra comprende desde 1821 a 1871. 

 

En 1911 el Ministro de Hacienda ordenó al Dr. José V. Ferrer la confección del Digesto de Hacienda Pública, en el que compilaba todas las leyes y normas de esa materia a la fecha de elaboración. 

 

En 1945 y 1951 el Doctor Félix Esteban Guandique escribe los Índices Cronológicos por materia de las leyes y disposiciones generales de la República de Nicaragua. 

 

En 1946, mediante Decreto Ejecutivo 23 del 20 de agosto de 1946, el Presidente Anastasio Somoza García, creó bajo la dependencia de la Secretaría de Gobernación, una Comisión de Abogados encargada de la revisión y compilación de leyes, tratados, concesiones, circulares administrativas, dictadas durante el período administrativo de 1937 a esa fecha. Este trabajo tendría como finalidad realizar un estudio comparativo entre toda la legislación y determinar así las normas que debían ser derogadas y ordenar únicamente las vigentes o aplicables. 

 

En 2007, la Ley No. 606, Ley Orgánica del Poder Legislativo, publicada en La Gaceta, Diario Oficial, No. 26 del 6 de febrero de 2007, crea el Digesto Jurídico Nicaragüense.  Las Resoluciones Administrativas del Presidente de la Asamblea Nacional No. 07-02-2008 del 13 de Febrero de 2008 y No. 04-09-2009 del 30 de Septiembre de 2009, reglamentan la elaboración y aprobación. 

 

Con la aprobación de la Ley No. 824, Ley de Reforma y Adición a la Ley No. 606, Ley Orgánica del Poder Legislativo, aprobada en diciembre del 2012, se establece  la Dirección General del Digesto Jurídico Nicaragüense como órgano sustantivo de la Asamblea Nacional a cargo de recopilar, compilar, ordenar, analizar, depurar, consolidara, actualizar y sistematizar el ordenamiento jurídico vigente del país. 

 

La Asamblea Nacional, en 2012, se propone realizar esta tarea histórica y monumental, aprobando la Ley No. 826, Ley del Digesto Jurídico Nicaragüense, que establece los principios y procedimientos para la elaboración, aprobación, publicación y actualización del Digesto Jurídico Nicaragüense.

 
 

info@asamblea.gob.ni

simboloan

 

Asamblea Nacional de Nicaragua

Complejo Legislativo Carlos Nuñez

Avenida Peatonal General Augusto C. Sandino

Apartado Postal: 4659

PBX: (505) 22768430 - 60

Managua, Nicaragua

2014

------

Sitio en Permanente Actualización